Manutención de cónyuge

En algunas instancias la esposa pedirá manutención de cónyuge, una orden del juzgado para recibir pagos después de finalizar el divorcio. Si tus ingresos financieros eran mayores (especialmente si eras el principal proveedor de la familia), hay una buena probabilidad que tu esposa buscará manutención de cónyuge. Mientras mayor sea la diferencia entre sus ingresos financieros, y mientras hayan estado casados un plazo largo de tiempo, más grandes serán los pagos de manutención al cónyuge.

¿Se otorgará manutención de cónyuge?

En la mayoría de los lugares la manutención del cónyuge se otorga si el cónyuge tiene alguna escasez en bienes, incluyendo propiedad marital asignada a ella específicamente para satisfacer sus necesidades y gastos, y si no le es posible proveer por si misma a través de un empleo adecuado.

Cómo exponerte menos a la posibilidad de manutención

Si el divorcio no se finalizará en un plazo corto de tiempo, el esposo debe pensar en tomar las siguientes medidas para minimizar la posibilidad de pagos de manutención:

  • Hacer una reducción en los gastos actuales de la casa;
  • Si la pareja se ha separado, establecer un precedente en el cual puedas comprobar que la esposa por si misma puede proveer sus necesidades con poca o ninguna ayuda económica del esposo;
  • Hacer una reducción en deudas;
  • Ayudar a la esposa a obtener un empleo o mayor educación;
  • Maximizar tu tiempo con tus hijos;
  • Investigar faltas de conducta por parte de tu cónyuge;
  • No participar en faltas de conducta conyugales;
  • Permitir la mejora de alguna discapacidad temporal; y
  • Si parecen estar en disminución tus ingresos financieros, tendría sentido aplazar el divorcio un tiempo para poder usar menores ingresos al calcular la manutención.

¿Cómo se calcula la manutención de cónyuge?

Por lo general, hay factores que han sido establecidos por los juzgados y que se toman en cuenta cuando se decide si uno debe pagarle manutención al otro cónyuge.

Las siguientes consideraciones son las que con frecuencia se toman en cuenta al establecer la cantidad de manutención, aunque estos podrían variar de un estado a otro, así que asegúrate de consultarlo con un abogado autorizado en tu localidad:

  • Plazo de tiempo que duró el matrimonio;
  • Edad y salud de los cónyuges;
  • La división de propiedades;
  • El nivel educativo de cada cónyuge cuando inició el matrimonio y al momento de iniciar los procedimientos de divorcio;
  • La habilidad de cada cónyuge por generar ingresos económicos;
  • La posibilidad que el cónyuge que busca manutención pueda proveer por si misma un nivel de vida comparable a la cual disfrutó durante el matrimonio y el plazo de tiempo necesario para lograr esta meta;
  • Las consecuencias en impuestos a cada cónyuge;
  • Los acuerdos pre-maritales y post-maritales;
  • El apoyo económico que un cónyuge brindó al otro para obtener educación, capacitación o un potencial de ingresos mayor;
  • Y cualquier otro factor que el juzgado considere importante.

Una vez que el juzgado decida que uno de los cónyuges debe recibir manutención, decidirá también cuánto debe recibir esta persona por mes y durante cuanto tiempo él o ella lo recibirá.

¿Cuánto tendré que pagar de manutención?

Cantidades a pagar en manutención de cónyuge varían de estado a estado. En algunos estados, las leyes varían de condado a condado y cómo se aplican varia entre jueces.

Hay un alto nivel de inconsistencia en obligaciones de manutención de cónyuges porque los estatutos en cada estado no especifican cómo se debe calcular la cantidad. De hecho, en algunas jurisdicciones es difícil pronosticar cuánto se tendrá que pagar en manutención del cónyuge porque no hay reglamentos.

¿Cuándo podré dejar de pagar manutención?

Hay una gran variedad de razones que causarían que cese o se reduzca el apoyo de manutención, pero la razón principal sería porque ya no hay necesidad de apoyo. Si esto se puede comprobar, ya puedes pedir que se termine. Por lo general, el apoyo de manutención cesaría cuando el cónyuge se case de nuevo, viva con otra pareja en una relación similar al matrimonio, o cuando la persona fallezca.

¿Qué paga la manutención?

La manutención puede requerirse de manera substituta por la división de propiedades o bienes, como apoyo de tipo temporal para ayudar al cónyuge a ser autosuficiente, o como apoyo de por vida para un cónyuge con una capacidad limitada de obtener empleo o ingresos económicos. La estructura sobre la cual se base la decisión inicial de manutención es de suma importancia al decidir cuándo es posible terminar con esa obligación.