Guarda y custodia de menores

Guarda y custodia de menores se refiere a los derechos y las obligaciones entre los padres con respecto a sus hijos después de un divorcio, una separación legal, o un decreto de paternidad. Existen dos formas independientes de custodia.

Custodia física se refiere a la cantidad de tiempo que se le permite a cada padre pasar con su hijo. Esta puede ser designada como custodia única, principal, o compartida.

Custodia legal se refiere a los derechos de un padre al tomar decisiones sobre la salud, educación, y el bienestar de su hijo. Esta también puede ser designada como custodia única, principal, o compartida.

Con frecuencia, el juzgado puede nombrar a uno de los padres como el custodio físico, dando al otro un horario de custodia temporal para visitas. Sin embargo, en algunos casos, el juzgado otorga custodia legal y física de manera compartida. De esta manera, ambos padres tienen bastante acceso a sus hijos.

La decisión del juzgado en cada caso se basa, entre otras cosas, en los deseos de los hijos, el historial maternal o paternal de los padres, y las circunstancias que enfrenta cada uno en el futuro.

En Cordell & Cordell, consideramos como una verdad básica que la relación entre padre e hijo es tan importante como la relación entre madre e hijo, y que la discriminación basada en género que pudiera darse en un tribunal familiar es inadmisible. El representar al padre en un caso de custodia es un reto que requiere que el abogado esté preparado para defender los derechos del padre.

En un sistema que parece estar predispuesto en su contra, los hombres pueden aspirar a un resultado exitoso cuando utilizan todos los recursos que están a su disposición, legalmente y estratégicamente. Cordell & Cordell ha construido una firma de abogados que ayuda a los hombres a lograr precisamente este objetivo.

El objetivo en guarda y custodia de menores

El objetivo en guarda y custodia de menores es el punto más difícil en el proceso de divorcio: ¿Debes buscar la custodia principal? ¿Debes buscar la custodia compartida al 50% o custodia temporal? Esencialmente, estas son tus tres opciones.

En la mayoría de los casos, un menor vivirá con uno de sus padres y pasará tiempo regular con el otro. El juzgado decide que los padres tengan la custodia de sus hijos. Hay dos tipos de custodia: “custodia legal” y “custodia física” (la cual se puede otorgar como “custodia física única” o “custodia física compartida”).

Custodia legal

La custodia legal es el derecho y la responsabilidad legal del padre para tomar decisiones por un menor en situaciones de salud y educación. En la mayoría de los casos ambos padres mantienen la custodia legal a menos que existan motivos para negar la custodia legal. Aun si uno de los padres no recibe custodia física, muchas veces él o ella tendrá custodia legal.

Custodia física

La custodia física puede ser la parte más discutida y divisiva de cualquier divorcio. La decisión de dónde vivirán los hijos pondrá límites al tiempo de uno de los padres con sus hijos. La persona que reciba la custodia muy probablemente recibirá también apoyo de manutención. Esto es cierto aun en custodia compartida.

Los factores que afectan los resultados de custodia

Si alguna vez te has visto involucrado en un caso de guarda y custodia de menores, o si estás apunto de iniciar un caso así, puede ser que hayas escuchado la frase “los mejores intereses del menor.” Casi todos los estados deciden situaciones de custodia y visitas en base a los mejores intereses del menor.

Los estatutos de cada estado y la ley definen cuales son los mejores intereses del menor de diferentes maneras, pero en general hay factores de sentido común que aparecen en cada estado. La lista de factores caen dentro de cuatro categorías:

  1. El cuadro historial que presenta el papel que ha desempeñado cada uno de los padres en la crianza del menor desde su nacimiento;
  2. El cuadro futuro que identifica las consideraciones y las situaciones que enfrenta en el futuro cada uno de los padres;
  3. Consideraciones de estado, personalidad y hábitos de conducta para cada uno de los padres; y
  4. La preferencia del menor.

Estrategias para custodia

El mejor consejo que alguien pudiera darle a un padre que se prepara para pelear por la custodia de sus hijos es involucrarse de la manera más activa posible en la vida de sus hijos y que empiece a anotarlo todo.

Durante el proceso de divorcio, debes estar consciente que el juzgado evaluará tu conducta totalmente, tomando en cuenta no sólo los hechos y las declaraciones de tu caso, sino también tu conducta. Una conducta irracional y agresiva puede tener un efecto profundamente negativo para tu caso, así que toma conciencia de tus acciones durante todo el proceso.